Mostrando 1–12 de 23 resultados

Mostrar Filtros

A todo el mundo le gusta tener una piscina y disfrutar de ella en verano, y más aún si vive en una ciudad calurosa. Los beneficios de tener una piscina están muy bien, pero a veces su mantenimiento conlleva algunos inconvenientes. Gracias a las cubiertas para piscinas, el trabajo de mantenimiento te resultará mucho más fácil. Un cobertor de piscina se encarga de, como su propio nombre indica, cubrir la superficie de esta para que así el mantenimiento sea mucho más fácil.

Tipos de cubrepiscinas con los que contamos

En nuestra empresa disponemos de varios tipos de cobertores de piscinas para que elijas el que mejor se adapte a tus necesidades. Infórmate en nuestra página web. Simplemente, tienes que ponerte en contacto con nosotros y nos encargaremos del resto.

Cobertor para la piscina en invierno

Poner un cubre piscinas facilita mucho el trabajo de mantenimiento de estas. En primer lugar, y este es el beneficio más conocido por todo el mundo, poner un cobertor a la piscina en invierno permite que el agua dure totalmente limpia de una temporada de verano a la siguiente. De esta manera, no es necesario que tires el agua de la piscina cuando quieras volver a utilizarla, porque el agua no va a estar sucia. Lo único que hay que hacer es retirar el cobertor y comenzar a disfrutar de los baños.

Un cobertor de invierno es el elemento imprescindible para mantener la calidad y la limpieza del agua durante todo el año. Los cobertores son lonas opacas que aíslan totalmente el agua de tu piscina con respecto al exterior, de manera que los agentes externos no tienen contacto alguno con el interior de la piscina. También evitan que caigan en la piscina las hojas de los árboles, insectos, polvo o cualquier otro tipo de sustancias que puedan ensuciar el agua.

Las sustancias que caen en la piscina no se quedan simplemente flotando en el agua o en el fondo. Si permanecen mucho tiempo dentro y se van acumulando cada vez más, pueden empezar a podrirse. Cuando esto ocurre, aparecen microorganismos que van contaminando el agua.

La lona evita también la aparición de algas. Cuando estas surgen, se sitúan en las paredes de la piscina. Se van quedando pegadas y, después, son muy difíciles de eliminar, pues no basta con vaciar la piscina y volverla a llenar, sino que también es necesario hacer un trabajo manual para limpiar bien todas las paredes. Los trabajos de limpieza a menudo derivan en dolores de espalda u otros problemas.

Gracias a los cobertores, el agua puede mantenerse no solo en invierno, sino durante todo el tiempo que se quiera. Al no tener que vaciar el agua y limpiar la piscina, no solo ahorras tiempo y esfuerzo, sino que también disfrutas de un gran ahorro económico. Esto va a ir compensando la inversión que hay que hacer en la instalación del cobertor. A la larga, no solo habrás acabado de amortizarlo, sino que, seguramente, también habrás ahorrado más de lo que has tenido que gastar al comprarlo.

En nuestra empresa instalamos el cobertor de invierno con materiales de primera calidad y preparados para que no se deterioren al estar mucho tiempo al aire libre y bajo los efectos de la lluvia y el frío.

Cobertores térmicos

Poner un cobertor para la piscina en verano también tiene sus beneficios. Los cobertores de verano son menos conocidos porque poca gente hace uso de las cubiertas en verano. No merece la pena poner el cobertor muchas veces, en caso de que uses la piscina frecuentemente, pero es una buena opción si vas a estar, por ejemplo, una semana o más tiempo sin utilizarla. Al poner un cobertor para la piscina, evitas que el agua se evapore con el calor y, de esta manera, no tendrás que volver a llenar la piscina hasta arriba. También es llamado cobertor solar de piscina, porque en cierta manera protege de los efectos del sol.  Además, obviamente, también mantiene la piscina muy limpia y libre de esos pequeños insectos que suelen caer en el interior.

El cobertor termico para la piscina protege el agua de los cambios de temperatura y evita así que el agua se enfríe por la noche. Además, al igual que el otro tipo de cobertores, también evita que se evapore el agua. De esta forma, ni se pierde la temperatura ni tampoco la cantidad de agua.

Es el elemento ideal para aquellos a quienes no les gusta el agua excesivamente fría. Así consiguen que no se pierda la temperatura de una manera fácil, sin esfuerzo y sin ningún gasto eléctrico.

En nuestra empresa también disponemos de enrolladores para las cubiertas de la piscina. Con estos utensilios, puedes recoger el cobertor de una manera muy sencilla. Este se va enrollando hasta que queda totalmente recogido y así la zona de baño se mantiene despejada. Los enrolladores muy fáciles de usar y protegen el cobertor del desgaste que se produce con los posibles roces que tendrían lugar al recogerlo de otra forma.

Cubiertas automáticas

El cobertor de piscina automatico ofrece las mismas ventajas que un cobertor normal, pero presenta también otros beneficios. Se trata de cubiertas compuestas de lamas que se enrollan y desenrollan mediante un mecanismo propulsado por un motor escondido. Es un mecanismo mucho más sencillo y fácil de usar, pues no es manual, sino automático. Además, desde el punto de vista estético, puede resultar más bonito.

Poner una cubierta para tu piscina supone una pequeña inversión. Sin embargo, merece muchísimo la pena hacer este pequeño desembolso, pues las ventajas que te va a ofrecer son muy grandes en comparación con la inversión necesaria. Mucha gente no usa la piscina porque limpiarla y prepararla les supone mucho trabajo, esfuerzo y tiempo del que no disponen o, simplemente, porque son muy mayores y no están capacitados para ello. Gracias a los cubrepiscinas, no hay excusas para que disfrutes de tu piscina cada vez que quieras y sin perder ni un minuto de tu tiempo en su preparación. Visita nuestra página web y mira todas las opciones que tenemos para el cobertor de tu piscina. Nosotros nos encargamos de instalarlo para que tengas un resultado perfecto.


Valoraciones de clientes: