Mostrando 1–12 de 13 resultados

Mostrar Filtros

¿No sabes qué material de vaso de piscina es el más adecuado para tu instalación? Si es así, te damos todas las claves que necesitas conocer para acertar con tu elección. Consulta nuestra guía y confía en nuestra reputación en Internet para que puedas disfrutar al máximo con tu familia y amigos.

¿Qué tipo de piscina tienes?

Es la pregunta que debes responder antes de comprar material para el vaso de la piscina. Lo habitual es que sea:

  • De hormigón.
  • De liner. Es una lona de PVC.
  • Prefabricada. Se instala tras excavar en la tierra.

Cuando determines el grosor de las paredes de tu piscina, te será más fácil elegir entre la oferta disponible. También, es imprescindible que tomes medidas para saber cuántas unidades has de comprar de cada producto.

El objetivo es que el agua se limpie totalmente en ocho horas. Asimismo, es aconsejable que apuestes siempre por artículos fabricados en plástico ABS. Mejor si son de color blanco y tienen protección contra los rayos UV. Así, conservarán su aspecto inicial durante más tiempo.

Lo mismo sucede a la hora de elegir la forma de cada artículo. La redondeada es más adecuada para evitar rozaduras o impedimentos a la hora de limpiar la piscina.

Los materiales más imprescindibles

Toma nota de los productos que debes instalar en el vaso de tu piscina para garantizar la salubridad del agua en todo momento.

Los sumideros

Se encargan de aspirar el agua depositada en el fondo para mantenerla en movimiento constante. Se instala en la base y mejora el vaciado. Los encontrarás de forma cuadrada o redonda. También hay distintos materiales de fabricación como el acero inoxidable o el plástico ABS.

Los skimmers

Son los grandes protagonistas del proceso de aspiración del agua. Debes instalarlos en la pared opuesta a la que incluye las boquillas de impulsión de agua. En este caso, se encargan de aspirar el agua de la superficie. Incluyen un prefiltro que evita que los objetos de mayor tamaño entren en el sistema de filtración. Son de gran utilidad, ya que:

  • Permiten su conexión al limpiafondos.
  • Ayudan a dosificar el floculante y el cloro. En este último caso, las pastillas de disolución lenta han de colocarse en el cesto interior. El objetivo es conseguir que el cloro se vaya disolviendo progresivamente.

Volviendo al principio, si tu piscina es de hormigón, has de tener en cuenta el largo de la boca para que lo puedas encastrar sin esfuerzo. Los materiales de fabricación son el plástico ABS y el acero inoxidable.

Las boquillas

Has de instalarlas para que tu piscina disponga siempre de agua limpia. Se dividen en tres tipos principales:

  • De fondo. Impulsan el agua desde el fondo hacia arriba. Su objetivo es mover los sedimentos de suciedad y evitar su acumulación.
  • De impulsión. Se instalan en los muros. Por ellas sale el agua ya filtrada. El número de unidades dependerá de la cantidad de agua que admita la piscina y del caudal máximo por hora del producto que compres.
  • De aspiración. En ellas se conecta el limpiafondos. Mientras tanto, permanecen cerradas. Mueven el agua hacia el filtro y consiguen que la limpieza sea más eficaz.

El material complementario

Antes te adelantábamos que íbamos a comentar los productos más imprescindibles, pero también existen opciones complementarias como:

  • Las tapas para skimmer. Al estar al aire libre y en la zona de paso, es posible que se deteriore la original. Cambiarla es muy fácil y te permite mantener la estética del entorno del vaso principal. Las tienes disponibles en diversos colores y materiales.
  • Las compuertas para skimmer. Están en la parte interior de la piscina y son muy prácticas para evitar la aspiración de algún elemento que obstruya el filtro. También se consideran una eficaz medida de seguridad.
  • Las mangueras de filtración. Dado su uso recurrente, pueden desgastarse con relativa facilidad. Su reposición contribuye a mantenerlas siempre en perfecto estado y a garantizarte que no quedará ni un resto de suciedad en el agua.
  • Kits de reparación de plástico ABS. Deberías tenerlos siempre a mano para solucionar cualquier rotura de inmediato.

Esperamos haberte aclarado cuáles son los materiales para el vaso de la piscina más importantes y la función de cada uno de ellos. En lugar de vaciar, fregar y llenar la piscina continuamente, deberías apostar por las propuestas anteriores para que bañarse no ponga en riesgo la salud de quien lo haga. De ti depende repasar detenidamente la información que te hemos expuesto y comenzar ya a elegir los productos más adecuados para tu instalación.