Mostrando el único resultado

Mostrar Filtros

¿Has pensado en adquirir un cobertor de piscina con barras de seguridad en nuestra tienda? Vamos a repasar las claves de este producto y por qué deberías confiar en su eficacia.

¿Qué es un cobertor de barras para piscina?

Un artículo que puedes usar durante todo el año. Consiste en una pieza fabricada en un material resistente a la humedad y a los agentes externos. Sus medidas son las mismas que las de tu piscina. Tras extenderlo, evitarás que la suciedad afecte al agua e incluso potenciará el efecto de los tratamientos químicos que utilices.

No olvides que tener la piscina sin cubrir provoca la aparición de insectos en su superficie. También el agua de lluvia afecta al pH de la piscina y perdería su estabilidad. Además, el empleo de uno de nuestros cobertores te ayudará a mantener la temperatura del agua durante la noche, sobre todo si dispones de climatización. Así lograrás ahorrar energía y apostar por la sostenibilidad.

¿En qué se diferencia un cobertor de barras de uno de invierno?

En que estos últimos son más gruesos y están diseñados exclusivamente para extenderlos durante los meses en los que no vas a usar tu piscina. Además, manipularlos es bastante complicado, lo que te impide ponerlo y quitarlo a diario.

La inclusión de unas barras en el cobertor es esencial para facilitar que lo extiendas y lo retires diariamente. Ahorrarás en tiempo y esfuerzo con la confianza de que vas a bañarte en una piscina con el agua totalmente limpia. Para que te quede más claro, las características de nuestros cobertores de barras son las siguientes:

  • Un sistema de enrollado mediante manivela. No necesitas ayuda para colocar el cobertor. Uno de invierno necesita, como mínimo, dos personas. Si tu piscina es de gran tamaño, al sistema se le añade otra manivela para que puedan extender el cobertor dos personas al mismo tiempo.
  • El tamaño es muy fácil de calcular. Solo tienes que medir tu piscina y añadir 25 cm por cada lado. Por ejemplo, si tu piscina mide 9 x 4, el cobertor tendría que ser de 10 x 5. Lo usual es que el ancho máximo sea de cinco metros y el largo de 10 metros.
  • Las barras se instalan de forma transversal. Cuando extiendas el cobertor, basta con instalar varios anclajes alrededor de la piscina para conseguir la tensión correspondiente.

¿Cómo se instala un cobertor de barras?

El proceso es bastante sencillo. Te lo describimos en el siguiente listado:

  • Comienza eligiendo la medida exacta y el color que prefieras. Lo habitual es que sean de dos colores, uno para la parte exterior y otro para la interior. En la mayoría de los casos están fabricados en PVC, un material que presenta una óptima resistencia a la humedad y a los agentes externos.
  • Prosigue empleando el sistema de tensores facilitado. A un lado de la piscina instalarás los que permanecerán fijos. Al otro, las carracas que te ayudan a seleccionar la tensión necesaria.
  • También en los laterales has de instalar las fijaciones antiviento, imprescindibles si no vas a usar la piscina cada día, o si se espera viento fuerte o lluvia.

Detalles técnicos de los componentes

Si te gusta saber qué vas a comprar y cuáles son sus características técnicas, repasa la siguiente información:

  • Los tubos suelen tener un diámetro de 4 centímetros y un grosor de 0,2 cm. En su interior llevan nervios que refuerzan su estructura. Se disponen a una distancia entre ellos de entre 1,60 y 1,90 metros.
  • La manivela y las carracas de tensión están fabricadas en acero inoxidable.
  • Los cobertores se sirven con accesorios complementarios como cintas, la manivela para enrollar el cobertor, los anclajes, las carracas y los tensores.

¿Qué puedes hacer si tu piscina tiene unas medidas específicas?

Lo más recomendable es que encargues un cobertor a medida. Su coste es asequible y no tendrás que emplear uno de tamaño estándar con mayor tensión para que cubra el máximo de superficie posible. Puedes consultar con nuestros profesionales sin ningún compromiso.

Una vez que aprendas a ponerlo y a retirarlo, apenas tardarás cinco minutos en conseguir el efecto deseado. El PVC soporta todo tipo de agentes externos y presenta un alto grado de adaptabilidad.

Como acabas de comprobar, contar con un cobertor de piscina con barras de seguridad es muy recomendable para que tu piscina sea ese espacio perfecto donde poder refrescarte o jugar con tu familia sin temor a hacerlo en un agua sucia. De ti depende elegir cuál es el cobertor que mejor encaja con tu piscina y ponerte manos a la obra. Con nuestros cobertores puedes mantener tu piscina en perfecto estado y con mayor facilidad.