Mostrando los 3 resultados

Mostrar Filtros

Comprar Limpiafondos Hayward

El limpiafondos de la marca Hayward es el limpiafondos americano por excelencia, una auténtica máquina de la limpieza que controla todas las superficies e irregularidades. En su composición encontramos un bloque de acción compuesto por dos potentes motores. Uno de ellos se conecta con las orugas para permitir su avance, y el otro motor se encarga de aspirar la suciedad mediante sus paneles de filtrado. Te animamos a que eches un vistazo y no te pierdas los distintos modelos de Hayward, ¡no esperes más y decídete por un limpiafondos automático y todoterreno!

Modelos de limpiafondos la marca Hayward

Admítelo, ya estás harto de dejarte la espalda a la hora de limpiar tu piscina. Es el momento de confiar en el progreso tecnológico y comprar un limpiafondos para piscinas. Has llegado al lugar idóneo, puesto que en nuestra tienda de piscinas online contamos con multitud de modelos de limpiafondos de piscina Hayward, una de las marcas más relevantes del sector. Despídete de todas esas horas malgastadas limpiando tu piscina, ¡ahora le toca a las máquinas trabajar por nosotros!

Pero, ¿qué características poseen los limpiafondos de piscina Hayward? Esta marca posee cierto renombre, y los expertos la valoran como una de las mejores y más especializadas en el sector de la limpieza de la piscina. Los dos motores eléctricos que accionan el limpiafondos permiten desterrar toda la suciedad acumulada. El primer motor, conectado a las orugas que desprende el aparato, posibilita su avance por la superficie de la piscina. El segundo es el que se encarga de aspirar los restos indeseables de suciedad o bacterias y los filtra a través de sus paneles. Una característica específica de la marca Hayward es que facilita el intercambio de motores entre sus distintos modelos de limpiafondos.

La limpieza de tu piscina, con Hayward, es más sencilla que nunca. Sus limpiafondos aspiran cualquier vestigio de suciedad incrustado en el fondo de tu piscina. Dependiendo de tus necesidades, encontrarás distintos modelos. Está en tu mano el optar entre las aspiradoras de piscina manuales o las automáticas. Todas cuentan con altas cotas de calidad y componentes premium.

Limpiafondos automáticos Hayward

Estos aparatos se asemejan al funcionamiento de una aspiradora tradicional, solo que su escenario y funciones se enmarcan en el agua de las piscinas. El uso principal de los limpiadores automáticos es el de recoger desperdicios y sedimentos indeseados en los fondos, eso sí, sin la necesidad de la intervención de ningún humano. Su mecanismo de impulso automático realiza la mayor parte del trabajo. Tan solo tendrás que conectarlo a una fuente de alimentación eléctrica para que pueda desplazarse por el fondo y erradique todos los desperdicios. ¡Aprovecha tu tiempo en otras tareas!

Dentro de los limpiafondos automáticos, tenemos de dos tipos, eléctricos e hidráulicos:

Limpiafondos eléctricos

La limpieza se realiza de forma cómoda, rápida, eficaz y total. En definitiva, se hace un uso eficiente y adecuado de las ventajas que el desarrollo de la tecnología lleva aparejadas y todo ello de forma programable y automática

Hay modelos conectados mediante cables directamente enchufados a corriente y modelos que usan baterías para su funcionamiento autónomo.

Limpiafondos hidráulicos por aspiración

La instalación de estos limpiafondos es sencilla. Para su funcionamiento se conectan mediante una manguera a la boquilla de aspiración de la piscina (o al skimmer), por lo tanto usan el sistema de aspiración de la piscina. Este modelo no tiene sistema de filtración propio, por lo que utiliza el filtro de la piscina. De este modo, si se tiene este tipo de limpiafondo recomendamos limpiar el prefiltro de la bomba cada vez que se utilice.

Limpiafondos manual

Los modelos manuales incorporan un cabezal de aspiradora que se conecta a través de una vara a un adaptador especial. Tendrás que desplazar el limpiafondos y su manguera alrededor de la piscina para absorber la molesta suciedad. El movimiento se asemeja a cuando pasamos la aspiradora por la alfombra, con la única diferencia de que actuamos en un medio acuático. ¡Deja tu piscina como los chorros del oro!