Mostrando todos los resultados 12

Las bombas para piscina son sistemas de depuración indispensables y uno de los elementos más importantes. Su función principal es conducir al agua hacía el filtro y devolverla de nuevo a la piscina, ya filtrada, a través de las llamadas boquillas de impulsión.

Mostrar Filtros

Cómo escoger la mejor bomba

En la actualidad, el mercado nos ofrece multitud de modelos, pero elegir una bomba depuradora para piscina adecuada a nuestras necesidades dependerá de una serie de factores.

Capacidad

Cuanto más grande sea nuestra piscina, mayor potencia necesitaremos. Saber este dato (las mediciones se realizan en metros cúbicos) es vital para seleccionar la potencia que ha de tener nuestra bomba de piscina.

No olvides que este sistema tiene que ser capaz de mover toda el agua en menos de ocho horas, ya que es el máximo de uso diario recomendado. Los cálculos son sencillos: para conocer su capacidad, solo has de multiplicar el ancho, el largo y la profundidad de la piscina.

Sistema eléctrico

La tensión eléctrica contratada en tu casa (o donde esté situada la piscina) debe ser la misma que ha de soportar la bomba. Hoy en día, prácticamente todos los hogares cuentan con un sistema monofásico de 230 voltios.

El filtro

Este componente va en consonancia con la potencia de la bomba, ya que ha de ser capaz de filtrar correctamente el agua que se le envíe. Uno de los grandes errores que solemos cometer es colocar una bomba más potente que la capacidad del filtro. El resultado es la acumulación de arena o surcos en su interior y que este devuelva agua más sucia de la que entró.

Al mismo tiempo, si la potencia no es suficiente, el caudal del agua enviado al filtro tampoco se limpiará correctamente. Por eso es tan importante que coloques en la piscina una bomba adecuada a sus dimensiones. De esta manera, el filtro no resultará dañado y llevará a cabo su función sin ningún problema.

Cuadro de control para piscinas autónomas

Por lo general, este sistema de control tiene insertado un reloj programable 24 horas para que arranque y pare la bomba cuando más nos convenga. Nuevamente, tenemos que ver que el cuadro sea compatible con la bomba y pueda protegerla sin producir sobrecargas.

La potencia de las bombas se mide en caballos de potencia, a partir de 0,50 CV. El propio manual del cuadro de control ya te indica lo máximo que puede proteger. Lo aconsejable es que estos elementos estén en funcionamiento, como mucho, ocho horas diarias, pero no consecutivas. Por ejemplo, puedes ponerlo en marcha cuatro horas por la mañana y cuatro por la tarde.

Estos mecanismos también tienen interruptores automáticos para detener el motor de la piscina y evitar sobrecargas.

Qué beneficios aporta una bomba de piscina

Aunque ya te hemos mencionado algunos, vamos a explicar con más detalle todos los beneficios que tiene incorporar esta tecnología a tu piscina:

- Si queremos desentendernos lo máximo posible del mantenimiento de nuestra piscina, podemos automatizar el sistema de limpieza. Para eso sirve el cuadro de control de la bomba, es la base para que todo el proceso se ponga en marcha de forma automática.

- Agua siempre limpia. Normalmente, las piscinas atraen a un gran número de insectos y microorganismos que contaminan el agua en pocos días, ya que está muy expuesta a los elementos del ambiente. Con una bomba nos aseguramos de que nos bañamos en un lugar salubre y limpio, sin riesgo a contraer infecciones.

- Existen muchos modelos en el mercado para que elijamos el que mejor se adapte a nuestra piscina. Además, podemos adquirir bombas solares que no necesitan baterías ni van enchufadas a la electricidad, con el consiguiente ahorro energético y respeto por el medioambiente.

- Estas bombas poseen una vida útil muy larga. De hecho, pueden durar más de 10 años, aunque depende de la marca y el modelo.

- Su mantenimiento resulta muy sencillo. Lo único que debes limpiar es el filtro de vez en cuando y comprobar que lo dejas libre de insectos, arena u otros elementos que haya filtrado del agua.

- Existen bombas en las que podemos programar y regular la velocidad. Generalmente, las piscinas más grandes necesitan mayor mantenimiento, por lo que esta es una buena opción para tenerla siempre en óptimas condiciones.

Como has podido comprobar, las bombas para piscina son un elemento fundamental si quieres que el agua se conserve en perfecto estado y libre de agentes externos.


Valoraciones de clientes: