Mostrando los 3 resultados

Mostrar Filtros

Cascada de piscina: cómo potenciar el bienestar y la estética de una piscina

Las piscinas son recursos que potencian el bienestar, la relajación y la diversión de sus usuarios. Nos aportan un plus de frescor y, en las fechas estivales, articulan a su alrededor la vida social, familiar y vecinal. Existen muchos complementos que pueden embellecer y mejorar aún más la funcionalidad de tu piscina. Entre ellos figura la cascada de piscina.

Por qué incluir una cascada de piscina

Son muchas las ventajas derivadas de instalar cascadas en tu piscina. A continuación, enumeramos cuáles son las principales:

  • Acabado de lujo. Se trata de un elemento adicional que proyecta una percepción diferencial. Se asocia a las élites, si bien todos podemos tenerlo.
  • Sofisticación y elegancia. Visualmente, tu piscina luce más bonita, diferencial y atractiva.
  • Sonido relajante. Ese murmullo del agua cayendo aporta relax, favorece la desconexión y embellece el ambiente.
  • Oxigenación del agua. Es importante facilitar el movimiento en las aguas de la piscina y, desde luego, es mucho mejor hacerlo con una cascada que mediante manguerazos.
  • Efecto masaje. Cuando se eligen y se colocan de manera estratégica, puedes recibir masajes hídricos muy agradables mientras te estás bañando.
  • Recursos adicionales. Existen cascadas para piscinas que incorporan efectos de luz y color muy llamativos. Así, a través de ledes o de otros elementos lumínicos similares, puedes incrementar el espectáculo visual de tu piscina.
  • Presupuesto ajustado. Al contrario de lo que mucha gente piensa, instalar cascadas en las piscinas privadas ha dejado de ser prohibitivo. Actualmente, es posible comprar y colocar estos accesorios a precios razonables, ajustados y asequibles. Especialmente si recurres a profesionales con una alta cualificación y experiencia en el sector.

Tipos de cascadas para piscinas

¿Qué opciones existen, en la práctica, para incorporar estos elementos a las piscinas existentes? Las posibilidades son muchas.

Según su emplazamiento, podemos distinguir entre:

  • Cascada en la pared. Se ubican sobre ella y conforman una cortina de agua. Es imprescindible la existencia del muro o, en su defecto, levantarlo.
  • Cascada desde estructura. Se suelen colocar en una zona central de la piscina y la forma se puede adaptar a cada caso.
  • Cascada con cuello de cisne. Es una elección accesible y popular. Son fuentes hechas en acero inoxidable que se colocan en los bordes de la piscina. Se instalan habitualmente en piscinas wellness, puesto que aportan relajación.
  • Chorros con fuentes. Es otra alternativa sencilla, similar a la anterior. En este caso, se colocan elementos tubulares que proyectan chorros de agua hacia el vaso.
  • Imbornales. Son pequeñas cornisas desde las cuales cae el agua sobre la piscina. Aportan relajación y serenidad, por lo que son frecuentes en spas.
  • Cortina de lluvia. En un muro o viga elevada, se instala este surtidor en forma de lápiz que recuerda la lluvia tropical.
  • Candelabros. Se incrustan en las paredes de la piscina y hacen fluir una corriente de agua suave que relaja los músculos.
  • Chorros y burbujeadores. Generan un efecto balsámico desde el interior de la piscina.

Clasificación principal

Antes de decidirte sobre qué sistema de cascada para piscina vas a instalar, debes tener claro que existen dos grandes opciones: naturales y artificiales.

Las cascadas naturales usan rocas o piedras reales para su construcción. Resisten más y apenas precisan de mantenimiento. Por lo general, exigen piedras redondas, planas e irregulares y, normalmente, una pared de apoyo.

Las cascadas artificiales, por su parte, utilizan una instalación eléctrica para provocar el efecto de caída. Son, sobre todo, de tres tipos: de piedras artificiales —que imitan a las anteriores—, laminadas —finas estructuras de acero inoxidable— y piezas individuales de acero inoxidable, como las de cuello de cisne.

Dónde comprar tu cascada de piscina

Teniendo en cuenta que se trata de una instalación duradera y con gran impacto visual y funcional en tu piscina, debes elegir a profesionales de toda confianza. Decántate por una empresa que comercialice las mejores marcas del mercado, que atesore amplia experiencia y que te proporcione asesoramiento gratuito.

Es lógico que te surjan dudas durante el proceso. Poder contar con un especialista que te escucha y te proporciona las respuestas necesarias en el momento oportuno, es una verdadera maravilla. Todo se simplifica enormemente y estás mucho más cerca de acertar. Además de consultar aspectos relacionados con las características, el formato y la funcionalidad de los dispositivos, es crucial adelantarse a los elementos relacionados con la instalación y el montaje de cada cascada.

En Locos por las Piscinas te ofrecemos todo eso y algo más: fantásticos descuentos, una reputación online consolidada y 15 años de trabajo, dedicación y compromiso con el sector. ¿Necesitas una cascada para tu piscina? Llámanos ahora.