Mostrando 1–12 de 38 resultados

Mostrar Filtros

Los recambios para cloradores salinos siempre han de ser adquiridos de la mano de profesionales para garantizar su correcto funcionamiento. Siendo esto así, te animamos a mirar nuestro catálogo pues, con total seguridad, sabremos ofrecerte exactamente aquello que necesitas, con la mayor calidad y al mejor precio.

Las células de recambio de un clorador, tienen una vida útil, dependiendo del mantenimiento y calidad del agua que tenga. Por eso hay que cambiarlas cada ciertos años, dependiendo del fabricante, pueden durar desde 5.000 horas hasta 10.000 horas.

¿Qué es un clorador salino?

La cloración salina es un método de tratamiento en el cual el cloro es obtenido directamente del agua a tratar gracias a un proceso electrolítico. Esta técnica evita el uso de productos químicos añadidos y se adapta especialmente al tratamiento de agua de las piscinas aportando numerosas ventajas con respecto a la cloración convencional.

En particular, el agua tratada con cloración salina es de una calidad superior y presenta una transparencia característica. El sistema trabaja de forma automática y evita la compra y manipulación de productos de cloro.

¿Cómo funciona el clorador salino?

El sistema genera cloro químicamente puro, Cl2, a partir de los cloruros presentes en al agua mediante un proceso de electrólisis. Esta transformación tiene lugar en la célula que se instala directamente en el circuito de circulación de la piscina. En ella el cloro alcanza concentraciones muy elevadas que desencadenan inmediatamente un proceso de desinfección altamente eficiente.

Una vez terminado su proceso de desinfección, el cloro vuelve a transformarse en sal en el vaso de la piscina completando un ciclo químico renovable. Aunque el agua dulce contiene siempre una cierta cantidad de cloruros de origen natural, para que el proceso electrolítico sea más eficiente, el contenido en cloruros es aumentado añadiendo sal común a la piscina.

La concentración de sal necesaria es muy baja, no se consume en el proceso y aporta una de las ventajas más apreciadas de la electro-cloración salina: el equilibrio osmótico con la piel y con los ojos. Este equilibrio anula la sensación de sequedad tras el baño y las molestias al abrir los ojos en el agua. El ligero carácter salino del agua le confiere, además, un efecto antiséptico.

A diferencia del cloro envasado en sus distintas formulaciones, el cloro producido por un clorador salino es puro y, por lo tanto, mucho más potente. No contiene aditivos ni conservantes, no genera subproductos nocivos en el envase y no sufre degradación por almacenamiento. Todo ello resulta en un tratamiento extremadamente eficaz y en un agua particularmente cristalina y libre de productos químicos acumulados.

El sistema evita además la manipulación, el transporte y el almacenamiento de hipoclorito y sus costes asociados. El cloro puro es generado en un proceso químico renovable en el que no se consume ningún producto. Los cloruros de la sal son convertidos en cloro en la célula y, tras el proceso de desinfección, vuelven a formar parte de la sal de la piscina. Solo los electrodos de la célula deben ser sustituidos al cabo de varias temporadas por desgaste.

¿Cuáles son los beneficios de contar con un clorador salino?

En general, los beneficios fundamentales de utilizar un clorador salino giran en torno a la mejora de las sensaciones a la hora de utilizar la piscina. En todo caso, con tal de realizar una exposición mucho más detallada del asunto, podemos decirte que las ventajas esenciales se resumen, en esencia, en los siguientes puntos:

Higiene y salud: Al quedar totalmente desinfectada el agua de la piscina, se garantiza una total salubridad de la misma. A partir de ahí, puedes olvidarte de problemas de salud o del desarrollo de colonias de bacterias u otros seres vivos dentro del agua. Esta es la ventaja principal.
Confort: Al quedar el líquido totalmente desinfectado, da una sensación de ligereza y limpieza inigualable al agua de, por ejemplo, el mar o de una piscina natural.

Sostenibilidad: Con la cloración salina se contribuye a utilizar sustancias naturales y sostenibles que respetan el medio ambiente en su conjunto. El cloruro sódico no es un elemento contaminante si se trata correctamente y, por tanto, no existe riesgo para la fauna y la flora.

En conclusión, si buscas recambios para cloradores salinos de calidad y a buen precio, no debes dudar en acudir a nosotros. Ya has podido comprobar la enorme importancia que esta parte de toda piscina tiene, por lo que ahora está en tu mano mantener un correcto mantenimiento de la misma para evitar futuras averías. Recuerda que tratar los problemas a tiempo con recambios oficiales te ahorrará mucho tiempo y dinero en el futuro.


Valoraciones de clientes: